Inicio Talento vivo Alejandro Salas: el tatuaje como arte

Alejandro Salas: el tatuaje como arte

716
0
Compartir

Este tatuador venezolano comenzó en Argentina en 2014, justo cuando terminaba su carrera de arquitectura. En él la conjunción de estas dos disciplinas ha hecho posible una identidad, un sello personal.

Su primer tatuaje fue un retrato. Al cumplir un año como profesional, participó en un evento internacional en su ciudad natal, San Cristóbal, donde obtuvo 3 premios: cicatrizado, retrato y realismo en sombras. Luego se aventuró en Caracas y Maracaibo en 2015, compitió con grandes artistas, y alcanzó dos reconocimientos más en retrato. Así decide radicarse en Caracas.

Alejandro Salas trabaja las mangas en función a una idea base, y luego diagrama las figuras principales con elementos unificadores. Busca que el tatuaje tenga la identidad del cliente, sus deseos, sueños, gustos y pasiones. Así, logró que dos grandes trabajos le dieran la vuelta al mundo, al llegar a las más importantes cuentas de tatuajes del planeta.

“Entre 2017 2018, logré engranar los conocimientos de mi carrera de tatuaje con la arquitectura; y estuve estudiando algunos programas en donde podría esculpir y crear mis propios diseños, interpretando algunas escenas bíblicas o animales mitológicos”. En esta etapa también representó muchos trabajos de grandes artistas como Da Vinci y Botticelli.

Ahora se dedica al estudio y experimentación del color, al fusionar todas las técnicas posibles para su elaboración. Mediante la combinación de colores genera un impacto visual, que se aísla de todo lo referente con las sombras y retratos. Además, su pasión por la cultura pop, lo ha dado a conocer en varios países, ya que se ha enfatizado en personajes de videojuegos, superhéroes y especialmente personajes de Disney.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here