Inicio Talento vivo Alí Rondón

Alí Rondón

204
0
Compartir

Maestro del doblaje

Ha sido la voz de Alfred, en la serie animada “Batman”; del Señor Sal, en “Las Pistas de Blue” y Sasquatch en “Mecanimales”. En su trabajo ha logrado compartir con importantes figuras de la industria. Hoy, además de sonar en la pantalla con diferentes personajes, es instructor de doblaje y recientemente editó su primer libro, basado en la experiencia que ha tenido a lo largo de su carrera. Conozca su historia, en primera persona.

 Por: Gabriella Delgado PetitFotos: cortesía Alí Rondón

“Comencé en el doblaje en agosto de 1987 tras la oferta de una productora cinematográfica aquí en Caracas. Me llamaron para entrevistarme, porque me habían visto en un programa de Napoleón Bravo en RCTV. Les gustó mi voz y deseaban incluirme en dramáticos que empezaban a doblar para la cadena TV Globo de Brasil.

El entrenamiento básico me lo facilitó esa empresa. Yo era locutor y tenía algo de experiencia en actuación por mis cursos de arte dramático en la universidad –soy profesor de Idiomas Modernos– además de talleres con la compañía de teatro Rajatabla. Lo demás lo aprendí con Ángel Rodríguez, Gonzalo Camacho, Rafael Monsalve, Elisa Stella, Maruja Orrequia, Manuel Sánchez y Alejo Felipe.

El primer personaje episódico que me asignaron fue el Padre Livio en ‘Renacer’ (1994). Lo hacía Jackson Costa y era un homenaje que le hacía Benedito Ruy Barboza al sacerdote Leonardo Boff. Cuando visité Río de Janeiro me enteré que ese clérigo tenía más de 60 libros publicados sobre evangelización, filosofía y teología. Entendí entonces que Ruy Barboza lo incluyó en su novela como represalia al voto de silencio que el Vaticano le había impuesto a Boff por ser tan contestatario y polémico hacia la iglesia católica.

Posteriormente he interpretado papeles como: Raven en ‘Full Metal Alchemist’; el Señor Sal, en ‘Las Pistas de Blue’, Sasquatch en ‘Mecanimales’ y el recordado Alfred Pennyworth, en ‘Batman la serie animada’, entre muchos otros.

En la actualidad participo en varias producciones como: ‘Resurrección’ (Dirilis Ertugrul) soy la voz de Nasir (primera temporada), Noyan (segunda temporada) y Aliyar (tercera temporada). Asimismo interpreto al presentador del reality ‘¿Quién da más?’, voz en español de Oscar de la Renta, Karl Lagerfield, Giorgio Armani y Givenchy en ‘Video Fashion Show’; Oscar Putney y Guy Study en ‘Penny Dreadful’ (segunda y tercera temporadas); Oliver Stone, Clint Eastwood y Steven Spielberg en ‘Entertainers’; Christian Bale, Hupert Everett, Lebron James en ‘Es TV’; Reinaldo en ‘Garota da moto’ y Bestuzhev en ‘Catalina la Grande’.

 

El sonido de la experiencia

Mi mayor aprendizaje ha sido el amor hacia el castellano. Siempre les digo a los alumnos que la mayor satisfacción para mí de ahora en adelante será cuando alguien les oiga hablar y esa gente sonría, pues querrá verlos para ponerle un rostro a esa voz que hace buen uso del idioma, conjuga los tiempos verbales correctamente y sabe expresarse con respeto, elegancia, acento neutro, matices e inflexiones. Eso es algo inusual en estos tiempos, de tanto analfabeto funcional tras los micrófonos o ante las cámaras de TV. ¡Es insólito que haya tantas personas en los medios agrediendo el idioma cada vez que abren la boca!

Definitivamente, preparar a quienes integran la generación de relevo en doblaje es una enorme responsabilidad. Aquí hay muy buenas voces, pero ese talento hay que afinarlo, pulirlo, entrenarlo para que pueda competir a nivel profesional. En esta industria cada día aprendemos algo nuevo de los compañeros y de la tecnología. He conocido cantidad de jóvenes en el aula que luego reconozco en comerciales de TV, como narradores de documentales para cadenas internacionales, o haciendo voces en series animadas. Lo gratificante para uno es que ese talento emergente no deje de actualizarse cuando ingrese al mercado laboral.

Hoy en Venezuela somos las voces más baratas del hemisferio, pero eso no desmerece la estatura de los artistas con que cuenta el doblaje de voces venezolano. Para nadie es un secreto el rezago tecnológico en algunos estudios, pero ello no reduce la cantidad de proyectos que quieren al talento criollo para sus elencos.

 

ConTexto

La idea de escribir un libro surgió hace 10 años, pero cobró cuerpo recientemente cuando noté este nuevo boom del doblaje de voces aquí en Venezuela (en este momento se doblan en el país producciones grabadas en alemán, cantonés, catalán, checo, coreano, danés, eslovaco, francés, gallego, griego, hebreo, hindi, indonesio, inglés, italiano, japonés, mandarín, noruego, polaco, portugués, ruso, sueco, tagalo y turco. Lo mejor de todo es que ese menú es variado. Lo integran documentales, realities, comedias, series de acción, largometrajes, dibujos animados, audiolibros y telenovelas de cuatro continentes.

‘Del doblaje y sus bemoles: crónicas (2019)’ son 220 páginas con textos sobre el doblaje al español con acento neutro de miniseries como ‘Los Kennedy’, largometrajes como ‘La vida secreta de tus mascotas’, entrevistas a celebridades del oficio como: Leisha Medina (voz en español de Dora, la exploradora), Luis Pérez Pons (voz en español de Don Cangrejo), Rubén León (voz en español de El Guasón), Humberto Vélez (voz en español de Homero Simpson), y conversaciones con Maythe Guedes (actriz, cantante, ingeniero de sonido, directora de doblaje), Carlos Contreras (licenciado en Idiomas Modernos, ingeniero en computación y traductor, laureado con un Emmy en 2002) y Jorge Bringas (actor de doblaje, ingeniero de sonido, traductor-adaptador de guiones y mezclador). Además, el prólogo está a cargo de Nelson Bocaranda.

El título surgió cuando consultaba el Diccionario de la Real Academia Española y me topé con la acepción de ‘bemol’ como eufemismo coloquial para ‘cojones’. Es decir, tener algo bemoles significa que se le ve como grave y dificultoso. Hasta ese momento solo conocía las investigaciones de Alejandro Ávila, ‘El Doblaje’ (1997); Salvador Najar, ‘El doblaje de voz. Orígenes, personajes y empresas en México’ (2007) y Rubén Arvizu, ‘¿De quién es la voz que escuchas? (2008). Para entonces solo había disertado brevemente sobre el tema en conversatorios. En su mayoría charlas con gente de teatro, radio, locutores y actores, también tenía noticia de que el doblaje se ofrecía como materia electiva en la escuela de Comunicación Social de la Universidad Arturo Michelena. Digamos entonces que me armé de ‘cojones’ y decidí editar este volumen por mi cuenta, para organizar cuanto he aprendido del oficio. Iba siendo hora de que alguien del patio produjera bibliografía especializada –quiero decir, como lo han hecho en España y México–. Escribir el libro me llevó casi 5 años, y ahora tengo material para un segundo tomo.

Si me preguntan el objetivo de esta obra, diría que difundir algo que leído, devorado a medias o abandonado en cualquier mesa de noche prodigue éxtasis y sonrisas entre quienes adoramos, padecemos y vivimos del doblaje y sus bemoles en una lengua que, según Don Andrés Bello, es un medio de comunicación y vínculo de fraternidad en varias naciones de origen español dispersas entre dos continentes. Eso es una cita textual de la página 217”.

 

 

En directo

P&M: ¿El personaje que siempre ha querido interpretar?

A.R.: Ludwig Van Beethoven. De hecho, he visto varias veces ‘Amada Inmortal’ y ‘Copiando a Beethoven’, protagonizadas por Gary Oldman y Ed Harris, respectivamente. Al primero lo dobló al español José Lavat y al último Carlos Segundo. Son trabajos magistrales, que en nuestro idioma enaltecen las actuaciones del británico y el estadounidense. Me queda la satisfacción de haber hecho la voz del músico alemán en los años 90 para un capítulo de ‘Animaniacs’, serie animada de Warner Bros. (Risas).

 

P&M: ¿El actor de doblaje que más admira?

A.R.: Admiro a Rafael Monsalve, un merideño que vive en El Hatillo. Es músico profesional, director de teatro y como actor puede hacer cantidad de voces a la hora de doblar comedias, series de acción, dibujos animados, realities, documentales, largometrajes, telenovelas, etc.

 

P&M ¿Próximos planes o proyectos?

A.R.: Para 2020 –Dios mediante– espero publicar ‘Del Doblaje y sus bemoles: teoría y testimonios’.

Compartir
Artículo anteriorSpaManos
Artículo siguienteQuick-Press

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here